Archive | #uncategorized RSS feed for this section

WHO SUCKS THE MOST? Las elecciones del chicle

27 Sep

Imagen(Berlin)

Lo primero que he de decir es que no tengo mucha idea de política alemana, ni de sus partidos ni de sus candidatos. Y la verdad, a pesar de vivir aquí, tampoco tengo muchas ganas de informarme más… pero he visto muchas cosas interesantes en estas pasadas elecciones y tenía que comentarlo. No se si se puede decir que los alemanes se toman las campañas electorales  menos en serio que los españoles, pero desde luego un poco diferentes si son.

Nunca había visto por ejemplo, que para “animar” al voto se montaran fiestas en las puertas de estaciones de metro, con soundsystems de techno y repartiendo bolsitas de campaña, con cosas tan dispares como, atención; caramelitos, manzanas y condones. En fin… a lo que vamos: Lo que si me ha llamado bastante la atención es como en  periodo pre-electoral, cuando las calles se llenan de pancartas, banderolas y demás parafernalia , nos encontramos también con otro tipo de “propuestas” artisticas que han aprovechado estas  fechas para lanzar su creatividad a las calles y hacer reflexionar sobre el circo político del momento.

Imagen (Hamburg)

Y aquí tenéis una recopilación de ejemplos. En distintas ciudades alemanas se han podido ver piezas, tanto de papel como stencils, que nos invitan a votar al candidato más odiado usando nuestros chicles usados.  Otros carteles nos presentan las candidaturas de personajes como Bob esponja a la presidencia.

Imagen

También se han podido ver otras intervenciones con stickers. Simples, claras directas, onomatopeyas internacionales… Y que resumen la gran verdad de las elecciones de cualquier lugar del mundo: mucho “BLA, BLA, BLA” y “Todo mentiras”.

Imagen(Dormunt)

Imagen

Algunos ciudadanos incluso se han tomado la molestia de escribir una carta a sus vecinos y paisanos, invitandoles a votar aunque sea nulo, para que se reconozca que ningún partido goza de su confianza y que algo va bastante mal en la democracia de hoy en día. La recomendación final es lo mejor: “voto a mi abuela”.

Imagen(Mannheim)

Y para terminar os dejo con una joyita de ubicación del soporte. No se quién habrá elegido este lugar para poner el cartel, ni cuales fueron sus intenciones, pero desde luego tiene mucha gracia que la candidatura de la Merkel aparezca sobre el cartel de “Al Infierno”.

Imagen(Mannheim) Restaurante “Zum Teufel”

Antoñita ha conseguido la “S”

11 Mar

myname

No se si alguien se dio cuenta… pero me faltaba una “S”!!! Soy un desastre. Si me conocéis, ya lo sabéis de sobra, y si no, tranquilos, ocasiones también habrá de sobra para comprobarlo.

Se me ocurre hacer un blog. Y lo dejo todo, y me pongo como una loca a escribir el artículo, a registrarme para abrir el dominio, a pelearme con los temas y las maquetaciones para que quede bonito… en fin, que como soy una cabezota, quería que todo estuviera hecho en un día. Ya que si no, de lo contrario, sabía que estaba en peligro de caer en la misma trampa de siempre: dejarlo para más tarde. (Oh, maldita procrastinación, sal de mi cuerpo!) Y con las prisas, olvidé lo más importante.

Tengo una “fantashtica” habilidad para hacer que mi lista de “ideas a medias” crezca y crezca sin parar. Desgraciadamente. Y como era 8 de marzo, y por el momento no soy una “mujer trabajadora”, al menos quería sentirme una mujer inspirada. Por eso, focalicé mi energía y tatatacháááán: para mi asombro, conseguí hacerlo todo en un día. ¡Qué sensación de eufória por favor!

Estaba contenta de haberlo conseguido, y hasta sorprendida de mi “velocidad”.  Hasta el momento en que releí, y entonces… Horror. ¡Maldito momento!! o mejor dicho, ¿por qué no haré estas cosas antes? Había olvidado una “S”, en mi nombre! En el título del blog!!! Ooops :S

No creo que haya forma más rápida de pasar de la satisfacción personal a la vergüenza. Soy una  pava. Olvido “eses”, y fechas y llaves y dónde pongo las cosas. Y olvido muchas, muchas cosas más. Pero bueno, tampoco ha sido para tanto la cosa, porque no he podido olvidar que estaba mal…y he conseguido arreglarlo. Ya tengo mi “ese” en su sitio y ya puedo empezar a ser laFantastisch, con la “ese” bien puesta y olé!

Y como la memoria selectiva es algo muy útil, espero que vosotros hagáis buen uso de ella, y no recordéis esto como un error garrafal de novata empanada, sino como una anécdota de primeriza u otro más de mis, ya casi entrañables, “desastres a la fantastiSch”. (Con “s”)